Mayo: Empieza el mes de María

Mayo es el mes que la Iglesia universal dedica a la Madre de Dios, la Bienaventurada Virgen María. Es un tiempo propicio para renovar el amor que todos los bautizados deben profesar por aquella que Dios eligió desde la eternidad para ser madre de Cristo, el Verbo hecho carne para redención del género humano.

Dios quiso crecer al calor de una madre como María y ser cuidado por Ella.

 

Durante este mes de mayo, publicamos semanalmente: Oraciones, Frases de Santos así como mensajes de las apariciones de Maria del todo el mundo. 

1ª Semana  ||  2ª Semana  || 3ª Semana || 4ª Semana

Letanías al Inmaculado Corazón de María


Señor, ten piedad

Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos

Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.
Santa Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

Santa María, Corazón Inmaculado de María, ruega por nosotros.
Corazón de María, lleno de gracia, ruega por nosotros.
Corazón de María, vaso del amor más puro, ruega por nosotros.
Corazón de María, consagrado íntegro a Dios, ruega por nosotros.
Corazón de María, preservado de todo pecado, ruega por nosotros.
Corazón de María, morada de la Santísima Trinidad, ruega por nosotros.
Corazón de María, delicia del Padre en la Creación, ruega por nosotros.
Corazón de María, instrumento del Hijo en la Redención, ruega por nosotros.
Corazón de María, la esposa del Espíritu Santo, ruega por nosotros.
Corazón de María, abismo y prodigio de humildad, ruega por nosotros.
Corazón de María, medianero de todas las gracias, ruega por nosotros.
Corazón de María, latiendo al unísono con el Corazón de Jesús, ruega por nosotros.
Corazón de María, gozando siempre de la visión beatífica, ruega por nosotros.
Corazón de María, holocausto del amor divino, ruega por nosotros.
Corazón de María, abogado ante la justicia divina, ruega por nosotros.
Corazón de María, traspasado de una espada, ruega por nosotros.
Corazón de María, coronado de espinas por nuestros pecados, ruega por nosotros.
Corazón de María, agonizando en la Pasión de tu Hijo, ruega por nosotros.
Corazón de María, exultando en la resurrección de tu Hijo, ruega por nosotros.
Corazón de María, triunfando eternamente con Jesús, ruega por nosotros.
Corazón de María, fortaleza de los cristianos, ruega por nosotros.
Corazón de María, refugio de los perseguidos, ruega por nosotros.
Corazón de María, esperanza de los pecadores, ruega por nosotros.
Corazón de María, consuelo de los moribundos, ruega por nosotros.
Corazón de María, alivio de los que sufren, ruega por nosotros.
Corazón de María, lazo de unión con Cristo, ruega por nosotros.
Corazón de María, camino seguro al Cielo, ruega por nosotros.
Corazón de María, prenda de paz y santidad, ruega por nosotros.
Corazón de María, vencedora de las herejías, ruega por nosotros.
Corazón de María, de la Reina de Cielos y Tierra, ruega por nosotros.
Corazón de María, de la Madre de Dios y de la Iglesia, ruega por nosotros.
Corazón de María, que por fin triunfarás, ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, perdónanos Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, escúchanos Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros.

V. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios
R. Para que seamos dignos de alcanzar la promesas de Nuestro Señor Jesucristo

ORACIÓN
Tú que nos has preparado en el Corazón Inmaculado de María una digna morada de tu Hijo Jesucristo, concédenos la gracia de vivir siempre conformes a sus enseñanzas y de cumplir sus deseos.

Por Cristo tu Hijo, Nuestro Señor. Amén.

Una persona le preguntó al Padre Pío porqué insistía tanto en la consagración al Inmaculado Corazón de María.

Él respondió: “Porque es el único lugar donde Satanás no ha puesto un pie y nunca podrá atrapar a las almas que entran allí”

(Padre Pío de Pietrelcina)

“LA MEDALLA MILAGROSA”

“Esta bola representa al mundo entero, Francia y cada persona en particular ”.

 “Estos rayos son el símbolo de las gracias que extiendo sobre las personas que me las piden”.

 “Oh, María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a Ti”.

 

“Manda acuñar una medalla con este modelo. Las personas que la lleven con confianza recibirán grandes gracias”.

Finalmente, el cuadro gira y Catalina Labouré ve la otra cara: en la parte superior, una cruz corona la inicial de María, y más abajo hay dos corazones, uno coronado de espinas y el otro perforado con una espada.

2ª Semana

Regina caeli (a las 12h en tiempo pascual)

V. Reina del cielo alégrate; aleluya.
R. Porque el Señor a quien has merecido llevar; aleluya.
V. Ha resucitado según su palabra; aleluya.
R. Ruega al Señor por nosotros; aleluya.
V. Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya.
R. Porque verdaderamente ha resucitado el Señor; aleluya.

ORACIÓN
Oh Dios, que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, has llenado el mundo de alegría, concédenos, por intercesión de su Madre, la Virgen María, llegar a alcanzar los gozos eternos. Por Jesucristo nuestro Señor.
R. Amén.

V. Regina cæli lætáre, allelúia.
R. Quia quem meruísti portáre, allelúia.
V. Resurréxit, sicut dixit, allelúia.
R. Ora pro nobis Deum, allelúia.
V. Gaude et lætáre, Virgo Maria, allelúia.
R. Quia surréxit Dóminus vere, allelúia.

ORÉMUS
Deus, qui per resurrectiónem Fílii tui Dómini nostri Iesu Christi mundum lætificáre dignátus es, præsta, quǽsumus, ut per eius Genetrícem Vírginem Maríam perpétuæ capiámus gáudia vitæ.
Per Christum Dóminum nostrum.
R. Amen.

Luis María Grignion de Montfort

“A quien Dios quiere hacer muy santo,

lo hace muy devoto de la Virgen María”.

 

“NUESTRA SEÑORA DE AKITA”

– Japón, 1973

“Muchos hombres en este mundo afligen al Señor. Yo deseo almas que lo consuelen para suavizar la ira del Padre Celestial. Yo deseo, con mi Hijo, almas que repararán con sus sufrimientos y pobreza por los pecadores e ingratos”.

3ª Semana

Salve Estrella del mar,
Santa Madre de Dios y siempre Virgen,
feliz Puerta del cielo.

Tú que has recibido el saludo de Gabriel,
y has cambiado el nombre de Eva, establécenos en la paz.

Rompe las ataduras de los pecadores, da luz a los ciegos,
aleja de nosotros los males
y alcánzanos todos los bienes.

Muestra que eres Madre:
reciba nuestras súplicas por medio de Ti,
Aquél que, naciendo por nosotros, aceptó ser Hijo tuyo.

¡Oh, Virgen incomparable!
¡Amable como ninguna!
Haz que, libres de nuestras culpas,
permanezcamos humildes y castos.

Danos una vida limpia,
prepáranos un camino seguro;
para que, viendo a Jesús, nos alegremos eternamente contigo.

Demos alabanza a Dios Padre,
gloria a Cristo Soberano
y también al Santo Espíritu,
a los Tres un mismo honor. Amén.

“La humildad y el amor de la Virgen
Inmaculada penetró mi alma.

Cuanto más imito a la Santísima Virgen,
tanto más profundamente conozco a Dios”

“NUESTRA SEÑORA DE LA SALETTE”

“La gente no observa el Día del Señor [ir a Misa los
domingos], continúan trabajando sin parar los Domingos.
Tan solo unas mujeres mayores van a Misa en el verano.

Y en el invierno cuando no tienen más que hacer van
a la iglesia para burlarse de la religión. El tiempo de
Cuaresma es ignorado. Los hombres no pueden jurar sin
tomar el Nombre de Dios en vano.

La desobediencia y el pasar por alto los mandamientos de
Dios son las cosas que hacen que la mano de mi Hijo sea
más pesada”. (Palabras de la Virgen a Melanie Calvat y
Maxime Giraud)

Actualidad, semana-santa

Viernes Santo 2023

En esta ocasión, queremos compartir con ustedes la significativa celebración del Viernes Santo en nuestra comunidad. Este día es uno de los momentos más solemnes y emotivos durante la Semana Santa, en el cual recordamos la pasión y muerte de Jesús en la cruz, su sacrificio redentor por toda la humanidad.

4ª Semana

Bajo tu amparo

Bajo tu amparo nos acogemos,
Santa Madre de Dios:
no desprecies las súplicas
que te dirigimos en nuestras necesidades,
antes bien, líbranos siempre de todos los peligros,
Virgen gloriosa y bendita.
V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Sub tuum præsídium confúgimus,
Sancta Dei Génetrix,
nostras deprecatiónes
ne despícias in necessitátibus;
sed a perículis cunctis líbera nos semper,
Virgo gloriósa et benedícta.
V. Ora pro nobis, Sancta Dei Génetrix.
R. Ut digni efficiámur promissiónibus Christi.

San Ignacio de Loyola

“Por mucho que ames a María Santísima, Ella te amará siempre mucho más de lo que la amas tú”

 

Apariciones de la Virgen María en México en 1531

“Oye y ten bien entendido, hijo mío el más pequeño, que es nada lo que te asusta y aflige; no se turbe tu corazón; no temas esa enfermedad ni otra alguna enfermedad o angustia.

¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre?

¿Acaso no estás bajo mi sombra y amparo?

¿No soy tu salud?

¿No estás por ventura en mi regazo y entre mis brazos?

¿Qué más has menester?

(Palabras de la Virgen a Juan Diego)

Triduo Pascual 2023

Jueves Santo, 6 de abril de 2023

Triduo Pascual 2023

Viernes Santo, 7 de abril de 2023

Triduo Pascual 2023

Sábado Santo, 8 de abril de 2023